LA LIBERACIÓN

La corrida de la liberación (de Bilbao) a manos de los que celebraban los sucesivos años de la victoria, marcó muchos años el inicio de la temporada taurina del Bocho. Mi aitxitxe, funcionario de carrera a cargo del estado liberador, recibía anualmente una dádiva, en forma de entrada, y acudía, fiel y devotamente, a la primer encuentro anual con su afición.

Medio siglo después, al canto de la misma pavesa, BMF, acrónimo de la empresa que rige nuestros destinos taurómacos, se desvirga como organizadora de eventos (taurinos y de los otros).  Ha tenido que pechar con el impass pandémico nada mas ocupar el lugar de la Junta Administrativa (si alguien todavía puede creer todavía que la Junta Administrativa ocupaba algún lugar más allá del de camafeo ornamental)

La cita programada, que supone el desprecinte del proyecto BIVA Bilbao (que viva de una santa vez en beneficio de los que aun soñamos con el natural interminable), tiene algo de deja vú. Un trasunto de tartamudeo organizativo, en donde, un coronavirus después, seguimos con el caballito de Hermoso de Mendoza para amenizar, con el Manzanas en su trigésima comparecencia, Talavante y su otrora heterodoxia, y el halcón peruano, en uno de los momentos en os que mas bajo vuela.

Para enfrentarse a que vacada se preguntaran. Sorpréndanse, a Jandilla. Cuando los gestores de BMF, el acrónimo, estuvieron considerando con qué divisa nos premiaban para la liberación, algún cráneo privilegiado nos sorprendió a todos con, tachin tachin, el juampedreo nuestro de cada día. Lo único bueno es que Bilbao, siempre trajo suerte a Jandilla (recuerdo un toro bravo que tocó en suerte al recordado Fandiño) y que, con el paso del tiempo el juampedreo evoluciona y va eliminando mucho rastro de su procedencia seminal, de ordinario flojeras.

Aunque probablemente no sea momento de ponernos exigentes y toque más apiadarnos, y con ello alentar las cuitas juanpedreras de las huestes de BMF (ya sin Bailleres senior D.E.P.). Que nos regalan otra edición de Corridas Generales que nos echamos a las costillas, tras dos años sin ellas por culpa de los chinos. Lo que nos permitirá,  llegar al tendido cinco y tener un recuerdo, tras el refilonazo inicial para coscarnos de los que faltan. Y sentirte un poco más viejo, que al fin al cabo de eso va la vida, pensando en todos los que se han ido , que me barrunto serán demasiados.

Y, con ello, nos regalaran el maravilloso premio de volver a presenciar en nuestra cenicienta arena la equilibrada lucha del animal mas bonito del planeta con un equino atrincherado con todos los E.P.I.s propios de una batalla Inter espacial, en forma de pololos, calcetines, pantaloncillos y demás elementos que, además del peto de kevlar, le hacen casi inexpugnable.

Y es que si algo tenemos los de colegio de monjas es que somos agradecidos por naturaleza.

Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
BILBAO (EL RETORNO)
LABRADOR
GIGANTISMO