DESESCALANDO

Egiptologos expertos en el arte de descifrar jeroglíficos. Eso es lo mínimo que requieres para interpretar el Manual de la Desescalada. ¿Se puede hacer esto? ¿Se puede hacer lo otro? Nadie tiene ni pajolera idea y nuestra vida se ha convertido en un sinvivir. Lo peor que puedes hacer es preguntar al de al lado una duda, porque en la explicación te devuelve otras dos.

Porque, además no hay solo una respuesta por aquello de la desescalada asimétrica, Si llamas por cortesía a tus primos de Briviesca, te largan que allí no salen ni a apuntar, pillas a tus compadres sevillanos tomandose unas olivitas en la Alameda de a Hércules y los Canarios andan ya aplicándose la nívea de protección solar.

Vamos, un astracán autonómico, que con la tendencia que gasta el país para el caínismo, lo convierte en un trasunto del carrusel deportivo que escuchábamos los domingos en los viajes familiares. Lo único que en lugar de un gol en La Comdomina, te largan que puedes visitar a tu abuela en el pueblo de al lado, y la expulsión del leñero de Albadalejo en el Rico Pérez troca por el repunte de los contagios en el Baix Llobregat.

Nuestros cerebros han llegado con el piloto de la reserva encendido tras dos meses de encierro. Como para descifrar la desescalada a estas alturas.

Dice Chica9 que el lunes, la banda vivió una especie de canto del cisne. Desvirgabamos la Fase 1 y con ella se abrían terrazas y la gente se encastilló dentro para chuparse (como dirían en Sudamérica) todo lo que no le habían dejado bajo reclusión. El aluvión humano hizo que el sapo no se convirtiese en princesa sino en madre de Gargamel con verruga facial.

Andábamos ya lo suficientemente castigados como para que nuestras adoraciones nocturnas germinasen en bares con barricada en la entrada y dos miserias mesitas siempre ocupadas por meritorios. Y, claro, la esperanza de la grey se ha venido abajo. Y con estrépito. Así que de vuelta a casa, que para lo que hay que ver fuera.

Después de sesudas cavilaciones ahí van todas las respuestas sobre la desescalada:

Podemos viajar en la misma provincia de Bilbao a Carranza? No. Esta muy lejos y hay mucha curvas.

Y a Torrelavega, que está en otra comunidad? No, porque es muy fea.

Y a Gernika? Solo si tienes un llavero con el Árbol y puedes cantar de corrido el Eusko Gudariak. Si solo sabes un par de estrofas te dejarán dormir en las afueras.

Pueden los de tu familia viajar en coche sin mascarilla? No flipes, nadie quiere viajar contigo, Tus hijos no quieren salir porque están tan ricamente en casa con todo lo que necesitan y tu mujer, que no te soporta después de sesenta días, está enganchada a una serie de Netflix.

Hay alguna Ley en la que puedas encontrar una eximente si baleas a tu vecino que sigue poniendo Resistiré todas las tardes? Tranquilo, un jurado popular te absuelve. Además, parece que el aplausimetro se finiquita hoy,

Puedes viajar acompañado? Si, si alquilas un camión y el acompañante viaja en el remolque (con mascarilla).

Puedes bañarte en la playa? No es posible. Estas fofo y torpe y (ellas) no se han depilado desde el veranillo de San Miguel y Rosalia cantaba Con Altura.

Puedes viajar en tu coche o tienes que utilizar el transporte público? Tu coche solo esta permitido si es un troncomóvil solar y llevas una chapela gigante en la cabeza.

¿Puedes ir en coche oyendo de chistes de Arévalo de gangosos? Técnicamente, sí.

¿Puedes hacer 'running' con cascos? No, nunca lo has hecho, no seas imbecil.

¿Puedes salir de casa sin que nadie te hable de la ruina económica que se nos viene encima? Ni lo sueñes.

¿Podremos seguir teletrabajando? Si crees que en las bondades del teletrabajo eres de los que puede creer que Elvis Presley esta vivo y la zarina a Anastasia fue salvada de la asonada bolchevique.

¿Puedes llamar a esa tía que conociste antes del confinamiento para tomar algo y lo que se tercie? No seas iluso. no hay tercios ni medios. Las dos mesitas de las terrazas están petadas por la muchachada y además, hace tiempo que se lio con otro.

Si vives en Bilbao y trabajas en el hospital de Valdecilla. ¿qué posibilidades hay de que acabes loco? Todas.

¿Podremos seguir sin ducharte cuando acabe el estado de alarma? Cerdo.

¿Has empatizado con las manifestaciones anti Sánchez del Barrio de Salamanca? Los sicólogos son actividad esencial en estado de alarma, no tardes en llamarles, lo tuyo pinta mal.

¿Puedes seguir haciendo zumba en el recibidor dos horas al día? Sí, pero que sepas que los vecinos de abajo pueden subir y montarte un Puerto Hurraco cualquier atardecer.

¿Podemos liar un chocho increíble en Twitter porque la gente no respeta el confinamiento al tiempo que te apuntas a una cenita con doce personas de la que sales como el Alcalde de Badalona? Perfectamente.

Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
PEPE EL DEL PIANO
LADUCHE
BEBÉ A BORDO