GUIÑADA

Hay dos formas de engancharte con una persona, una idea o un fervor. Despacio, al estilo al que entras en el mar para pegarte un baño, sin saber cuándo dejarás de hacer pie, o al modo quemarrropa. En este último, que suele propio de soñadores irredentos o de quienes no han recibido cariño suficiente de niños y se enamoran de un leño, en un minuto te conviertes en rehén, cuando en el anterior estabas volando libre, sin saber muy bien como has mutado como el gusano de seda.

Por el contrario, hay solo una forma de irte. Apagar la luz,sin recordar dónde está el interruptor para encenderla de nuevo. Es como sacar un cristal clavado en la piel, si arrastras la extracción desgarra cada fibra y arteria y los daños colaterales multiplican la devastación. Otra cosa es que te queden preguntas sin responder, pero, al fin y al cabo, eso es la vida, ir respondiendo a preguntas para las que desconoces la contestación en puro repentinismo.

Recuerdo, que, allá por los tiempos en los que me creía un adolescente invencible, deambulandopor el poblado, me aconsejaron que nunca conjugara el verbo arrepentir. Que todo lo que me hubiera ocurrido de bueno, cuando es lo mejor, tiene un coste. Y que justamente por eso hay que embaularse el moretón que deja en el hombro  el retroceso del disparo.

Quizás por ello, mi trayectoria está repleta de guiñadas. Tomo el termino del mundo arraunlari, Desvío accidental o involuntario de la nave con relación al rumbo que lleva. Me ha cambiado mucho el norte. Como a todos, imagino.

Y lo escribo cuando llevo ya mucho tiempo, con un norte claveteado en mi brújula. Rumbo del que no me despego, por devoción marinera. Porque nunca antes había estado en ese lugar, el lugar en el que hay aprenderlo todo otra vez, pero en compañía. La ambición de la única compañía que busco.

Porque lo único que me apetecía era estar a su lado.

Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
TERAPIA
TXOZNAS
MAKETOS