PAROLE

Si algo me resulta estomagante son las innovaciones del léxico moderno. Me zampo el mantra de que el lenguaje es algo vivo que está en plena evolución, pero de ahi a que se imponga, por pura pedantería, utilizar media docena de palabras para acuñar términos ya inventados, va un trecho.

El más repetido por el mundo cretino de nuestros días es el de “resiliencia”, que antaño solo se utilizaba para los materiales o en cláses de física, como los  “dúctil” y “maleable”. Cuando ahora, se aplica a los seres vivos bípedos. Es una especie de superpoder que te dota de todo lo que necesitas en la vida moderna para triunfar. Si eres resiliente estas en lo alto del podio de la era de la comunicación. Resiliente y urbano, eso si, porque lo rural se ha convertido en una chabacaneria en nuestros tiempos, un ser molesto y desahuciado.

Lo más parecido a la resiliencia que existía antaño era el aguante, que para nada se relacionaba con un superpoder. Aguantaba el camarero al borracho o el currito al jefe. Igual que se aguantaba en la mesa de navidad al cuñado pelma. Pero para nada era sinónimo de fortaleza, de ese neopreno que te resguarda de todos los males.

Recuerdo que en la prensa deportiva se utilizaba un adjetivo para poner en valor el aguante. Coriáceo. No se por que pero siempre que oigo esa palabra la vinculó inmediatamente con el Huesca. Nada mas porque al corresponsal que cubría sus partidos le gustaba titular “Un coriáceo Huesca consigue arrancar un empate”

Otras palabras que me incomodan son “empoderamiento”, “gobernanza” “inclusivo” y “emprendedor”. Sin utilizarlas es imposible surfear el buenismo socialdemócrata con el que nos atragantamos cada día. Se lanzan al aire porque teóricamente otorgan una patina de moralidad al que las profiere. Tapan como una manta los discursos vacuos, como si les bañaran con una galvanoplastia de instrucción, más falso que el juramento de amor de Espartaco Santoni.

Si aúnas el neoléxico con el parafraseo de un par de autores que suenen a doctos, anglosajones a poder ser, y lo cuentas todo con la seguridad en el habla que comparten eruditos y embusteros, te garantizas el éxito durante los treinta y dos segundos exactos en los que eres Trending Topic.

Uno de mis presidentes taurinos se perdía por rememorar corridas arcaicas. Mencionaba de corrido, cartel, fecha, plaza y ganadería y nos dejaba boquiabiertos. Hasta que llegó internet. Entonces te dabas cuenta que el día que estaba clarividente acertaba un par de datos, bailaba otros dos y uno de los toreros estaba invariablemente retirado sino se había ido al lugar de iras y no volverás.

Por lo manos, tenia el gusto de no decir que la resiliencia del coleta le hizo empoderarse hasta tomar la gobernanza de la tarde gracias a su espíritu emprendedor.

Se agradecia.


Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
TERAPIA
TXOZNAS
MAKETOS