BILBAO (EL RETORNO)

Como decía el maestro Krahe, tal vez sea la edad, tal vez la kriptonita, pero la palabra que me viene a la cabeza al ver los carteles de las CCGG de Bilbao es apatía. Probablemente, estoy perdiendo la lujuria taurina, y mi relación con la fiesta se encuentra varada en esa etapa de indiferencia, previa a la previsible ruptura, en la que ya no hay amor, pero tampoco hay rechazo ni desesperación.

En mi memoria de aficionado, no recuerdo que los carteles se hayan demorado hasta el mes de julio. Tampoco es que el pueblo, levantisco, haya tomando las calles indignado por la demora, pero no deja de llamar la atención. Por lo visto, tampoco hacia falta descifrar el códice calixtino o conseguir la combinación de la bóveda de Fort Knox para terminar haciendo más o menos lo de siempre.

Hay una pregunta que no dejo de hacerme. Está Bilbao para un abono de 9 festejos? Tengo mi opinión que por lo visto no coincide con la de la empresa BIVA, que mantiene metraje y columna vertebral del ciclo. He sufrido un Deja Vu, porque los carteles atufan a colonia Varón Dandy Junta Administrativa, cuando debían de llenarte la pituitaria de lavanda fresca que epatara a tiempos modernos.

Tradicionalismo propio de los requetés de Fal Conde, incluso en fiar toda la apuesta a una doble comparecencia, en este caso, de El Juli y Roca Rey. Suena al cliente habitual que entra en un bar y pide”para mi lo de siempre”y, ciertamente lo es.

Ahora bien, he de reconocerles el mérito de que hayan hecho germinar en mi la sorpresa, cuando creía que, en lo que a combinaciones taurinas se trata, la capacidad de asombro de mi organismo  estaba fiambre. Confiaba más que el esperanto de convirtiera en lengua vehicular de los cinco continentes que Luis Bolívar vivificado iba a encartelarse con el pequeño de los Castaño, en una de abono en Vista Alegre. Pues a creer, que se ha demostrado no hay imposibles.

En lo de Miura deje de hacerlo, más o menos, cuando me enteré que el Baltasar que salía en la cabalgata era el dueño de la Renault de Gernika, por lo que solo puedo apiadarme de la terna. Eso e invocar al espíritu de mi añorado Astorqui, para que Fortes no encadene otra malaventura, que ya van demasiadas.

La novillada de José Cruz me alegra por Rafa, Alicia, Mikel y familia que, ante todo, son buena gente y se merecen la oportunidad y cobrarse unos aplausos de paisanaje que siempre tienen más calor. Los que estemos, intuyo que se verán los asientos por mucho que los hayan tuneado, echaremos la tarde.

La repetición de la coliflor Garcigrande, un día sí y al siguiente también, no la entiendo en un ciclo tan corto. salvo que haya abracadabras o economías de escala. Como tampoco puedo hilvanar que pintan Perera o Ferrera, mas vistos en Bilbao que Jorge Javier en Tele5, ocupando un hueco que podia haber sido para Urdiales, por tantas razones que no merece la pena ni escribirlas.

Vienen Marin, Téllez, Valadéz y Rufo, lo que es de agradecer, por lo menos por aquello de la novedad y la justicia poética de la recompensa. Morante y Ureña, a quien se le trolea el éxito, se embarcan con una Atanasio lo que me ha amoscado bastante, ya que no se si empasta bien con el planteamiento.

Lo de Manzanares y Talavante es como el sonido de la campana extractora de tu cocina que te terminas acostumbrando e incluso lo sobrellevas con deportividad. Y los triunfos de Garrido en Vista Alegre se han quedado de un color sepia que no casa con darle la de Santiago Domecq.  

Ya se sabe, no obsante, que el sino del aficionado es idéntico al del buscador de oro: echas la batea en un arroyo de Alaska y siempre salen piedras y barro, pero un día, cuando menos te lo esperas, aparece una pepita.

A por ella, que cuando sale nps hace titilar de grandeza.


Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
LABRADOR
GIGANTISMO
LA LIBERACIÓN