IMPROVISANDO

La noche, si es que no lo remedia el verano, se ha convertido en territorio de dos especies. Los talludos que sólo van a cenas y potear que terminan el mismo día en el que empiezan (Tristan dixit) y los adolescentes que unicaemte salen las madrugadas que acaban el mismo día al alba.

Los parranderos de antaño, son especie en extiincion, al igual que los chiquiteros, que debieran de gozar de protección del SEPRONA, lo que supone que, lo que antes llamaban el alterne se ha convertido en un absoluto muermo, y el ambiente nocturno de Bilbao compite en fortaleza con el de Rostock.

Como hijo putativo del desierto noctambulo tenemos la subida del precio del vicio. No soy precisamente un cuentalapices, al que unas vueltas de más o menos le genere insomnio, pero los peines que acostumbra la hostelería del centro, me comienzan a impactar.

Luego pienso que es normal. Cuestión de ahuchar cuando al populo se le pone el cuerpo jacarandoso. Pero la verdad es que, con el mismo presupuesto en la Soria de Chica9, te perfumas todo un fin de semana y te pones tibio a torreznos. Claro, por eso esto no es Soria, me diría la interfecta.

No se si es cuarentena pandémica o la tara habra llegado para quedarse pero esto se ha vuelto un coñazo. El ocio se consume de forma fugaz y sin ataduras. La más pura cultura de que me quiten lo bailado, como no se lo que pasará el mes que viene me empacho este fin de semana y decido qué hacer a tiempo real.

La consecuencia. Restaurantes llenos cuando todos salimos y vacíos los días en los que no sale nadie. Teatros y cines con entradas de aluvión en vacaciones de Navidad y Semana Santa que son mausoleos de corrido, campos de fútbol repletos el día del partido que nadie se quiere perder, pero con menos de media entrada el lunes en el que el Mallorca es el visitante.

Y así es sumamente difícil planificar nada. No digo ya en el largo plazo, sino ni siquiera en el medio. Todo es fruto de la improvisación y del repentinismo. Y el riesgo de lo repentino es que no macera con el cuajo de lo trabajado.

Más menos lo que decía Picasso con respecto a que las musas le pillasen trabajando.

Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
OINATZ
PEPE EL DEL PIANO
LADUCHE