HOTEL GLAMOUR

Ha habido que esperare al final de la pandemia para que alcanzar el estrambote. Cuarentena extravagante y polémica de doscientos cuarenta y nueve adolescentes encerrados durante diez días en el hotel Palma Bellver de Palma de Mallorca. Le llaman el Hotel COVID, para nuestra generación adolescente hubiera sido el Hotel Glamour.

Los chicos, proceden de todo el país que han alcanzado la ínsula en viajes de fin de curso organizados por una agencia que se llama a sí misma Tu Fin de Curso (TFC en el mundo del acrónimo). TFC vendía, por internet como se venden las cosas mas falsas que el flequillo del Dioni, la Arcadia dorada del adolescente, un parque temático del concierto y botellón para que el epitafio de tu carrera se torne inolvidable.

Lo que ocurrió es tan viejo como la vida misma. Cuando llegó la noche, que en las Baleares al ser el punto más oriental llega antes, fueron trasladados con sigilo al Coliseo Balear para una macrofiesta de reguetón llamada RFB Music ‘Erasmus', que se lió tanto como la interpretación de la factura de la luz.

Haciendo un pequeño inciso, a un taurino le jode que se mancille un lugar sagrado donde sin ir más lejos, Luis Miguel Dominguín, El Cordobés, Palomo Linares, Diego Puerta, Antoñete, Paquirri, Paco Camino o El Viti, hicieron sentir momentos de gloria a los que ocupaban sus tendidos, y que a finales de los sesenta organizó mas festejos que Las Ventas.

Pero lo que más angustia es la imbecilidad humana. Aquella que que acentuó el roce con el prójimo y provoco que saltasen las mascarillas al segundo Red Bull. Hay que pensar que el virus corrió en el mar salívero y eso hizo que los jóvenes fueran confinados por el Gobierno de Baleares para tratar de detener la cadena de contagios.

Durante el encierro se quejaban amargamente de la única forma en la que te quejas cuando eres adolescente. Con la fortaleza que te da el pensar que sabes de todo cuando realmente careces de puta idea de nada. En Twitter, se abanderaban bajo el hashtag #secuestrogobiernobalear y en el resto de las redes que constituyen sus tablas bíblicas. En ellas cuelgan reflexiones tan sesudas como que se abren las puertas para recibir las productos que han encargado a través de Glovo, salchichón y fiambre, yogur y queso, pan de molde, comida para microondas y refrescos principalmente.

Si en nuestra época, en la que no podías dormir fuera de casa ni con salvoconducto del cura de la parroquia, te encerraban diez días en un hotel con doscientos tipos y tipas de tu edad, a gastos pagados hubieras creído que esa bacanal era irreal.

A lo sumo, podía haber protagonizado toda una edición del Mas Allá, ese programa de Jimenez del Oso, Hubiera tenido mucho más éxito que aquel titulado “Cita con los OVNIs” que cautivó a la chavaleria,


Etiquetas
Compartir
Acerca de Asier Guezuraga Asier Guezuraga Ugalde, nació en Busturia el 9/4/1972. Pasó su juventud en pleno corazón de la Bizkaia profunda, la villa de Gernika, de cuyos recuerdos se nutre este blog. Taurino irredento, hace compatible su odio al fútbol moderno siendo hooligan del Gernika Club, el mejor equipo del mundo hasta que alguien demuestre lo contrario, Juntaletras de novela negra con dos novelas publicadas, apasionado del baloncesto, cocinillas y sobre todas las cosas, muy frikie.
Posts relacionados
BEBÉ A BORDO
DIVORCOVID
PARABRISAS